9 consejos para mantener nuestros ojos BIEN

Nuestros ojos tienen que estar cuidados en todo momento para evitar infecciones u otro tipo de enfermedades. Así que vamos a poner nuestro granito de arena con:

9 consejos para mantener cuidados nuestros ojos

  1. Visita a tu oculista una vez al año. Basta con este simple gesto para tener controlados a tus ojos en todo momento. Se recomienda que vayamos 2 o 3 veces, pero si no tenemos tiempo, con una nos puede valer.
  2. Toma alimentos que sean buenos para la vista como las zanahorias. Mira todo lo que comes, las vitaminas A y C, así como el magnesio ayudan a que la vista se desarrolle mucho mejor.
  3. Cuida tus gafas. Si llevas gafas cuídalas. Mira si los cristales están dañados. Ellas son las que van a hacer que nuestra vista sea la correcta, así que dales el mantenimiento adecuado para que estén como nuevas el mayor tiempo posible. Recuerda, que hay que limpiarlas en húmedo y con productos ópticos.
  4. Si tus gafas tienen cristal gordo, utiliza un antirreflejante que ayude a que los ojos se adapten mejor a las luces artificiales y no fuerces al enfocar.
  5. Cuida tus lentillas. Utiliza el líquido adecuado para limpiarlas, y guárdalas en un recipiente que esté libre de bacterias. Eso si, recuerda que el líquido lo tienes que cambiar a diario. Y nunca duermas con ellas puestas.
  6. Utiliza gafas de sol cuando el sol te moleste. Hasta en invierno. Ten en cuenta que nuestros ojos están en continuo contacto con los rayos UV que desgastan la vista y generan problemas tales como cataratas o quemaduras de retina.
  7. Tu ordenador siempre a una distancia prudente. Si no respetas las distancias, los ojos se reisenten. Recuerda que ante el ordenador, la distancia es de 50 centímetros.
  8. Humedece tus ojos. Si tienes el ojo seco, procura llevar siempre contigo suero fisiológico que te ayude a mantenerlo húmedo.
  9. A partir de los 40 aumenta la precaución porque es cuando podemos tener más enfermedades en los ojos.
    Cierra los ojos sin apretar y relaja los párpados. Tápalos un poco con tus manos suavemente. En caso de que los sientas inflamados, utiliza compresas frías.
Loading...

About datos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *